Buenos Aires 2008

19 Sep

Mujeres salidas de un anuncio de Dior o Carolina Herrera. Niños negros, o casi negros, pidiendo dinero en la calle. Una puta en Lavalle. Punkeros, emos, metaleros. Viejas elegantes tomando té y comiendo alfajores atrás de inmensos ventanales. Turistas abriendo sus mapas. Iglesias evangélicas, cines, McDonalds. Almacenes de cuero, electrodomésticos, celulares. Los tribunales en paro, la universidad en paro. Librerías de nuevos, librerías de usados. Papelitos amarillos en los teléfonos: señoritas rubias y morochas. Un hombre gordo durmiendo sobre bolsas de basura. Un perro al que le falta una pierna. Vendedores ambulantes, una Harley Davidson. Ambulancias esquivando los autos, muertos en las esquinas, señales de tránsito escondidas bajo un graffitti. Una placa de metal en un viejo edificio: “Por razones de higiene se ruega no escupir en el piso”. Otra: “Habiendo escalera el dueño no se responsabiliza por los accidentes en el ascensor”. Huracán y San Lorenzo en la tele, un bar de River, Aguafuertes porteñas. “Esto es Argentina”, dice el viejo mirando la tele, la cabeza de un lado a otro. “Así que esto es Argentina”, me digo, sin mover la cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: